Tuesday, January 12, 2010

Mis dos desastres de bicicleta

Pensé que compartiría las dos cosas peores que jamás me han pasado mientras montando bicicleta. Si los planeadores quieren aumentar el uso de bicicletas, tienen que saber el tipo de cosa que puede pasar.

1) Un día regresaba a casa por bici desde mi escuela intermediaria (grados 6 a 8). Sali a un cruce con forma de T. Un coche me pegó. Afortunadamente, acabó de parar en un letrero de paradas así que no iba muy rápidamente. Me tiró al suelo pero las ruedas no me tocaron. La mujer salio: (traducido) "¡¿estás bien?! ¡¿estás bien?!". No pude pensar en nada que decir. Alquien llamó al 911. Unos bomberos me examinaron. Físicamente estaba bien, pero me asustó mucho. Para mi, no había una ruta segura a la escuela . . .

2) Muchos años después, de hecho, recientemente, montaba mi bici por el sendero del Rio San Gabriel desde Long Beach, donde pasé mi juventud. Es una ruta que va por millas y millas de la playa a las montañas en el este del Condado de Los Ángeles. Sabes que tan lejos has ido por las carreteras que pasas: 91, 105, 5. Cansado, paré en Pico Rivera, salí del sendero y empezé yiendo al oeste en busca de una bebida. De repente escucho sonidos desde atrás: "thunk, thunk, thunk, thunk". Próximo mi espalda escocía y un camioneta grande y negra pasa con un joven fuera de la ventana con una pistola de bolas de pintura. Dejó una roncha sangrienta y una magulladura que se podía ver por semanas. Los cobardes no pararon. La única cosa encima de mi fue la rabia, pero no logró nada. Simplemente tuve que regresar a casa y sentir mi roncha sangrienta.

Todas forman opiniones basadas en las experiencias personales. Tenemos mucho trabajo en hacer montando bici algo que siente seguro para la gente. Empiezo de montar bici de nuevo, pero sé exactamente el tipo de mierda que puede pasar allá en las calles del la región de Los Ángeles.

No comments:

Post a Comment