Monday, February 15, 2010

Este tipo sube al autobús . . .

Tú, en un autobús
http://www.grampasattic.ca/grampasattic/products/books/health.htm
(With modifications)

He montado transporte public por mucho tiempo. Cualquiera persona que ha hecho eso tiene muchos cuentos. La mayoría del tiempo el transporte público es mundano y sin acontecimientos, así como manejar. Pero a veces, algo pasa que recuerdas.

Este cuento es cien porciento verdadero.

Muchos años atrás, estaba en un autobús yiendo a Westwood. Pasé el tiempo relajando, sentado hacia atrás. Miro alrededor del autobús, notando a la gente encima brevemente. Noté a alguien en frente. Se sienta en uno de esos asientos que miran a un lado que se doblan para las sillas de ruedas, con el resultado que pude ver más que la parte trasera de su cabeza. De repente, me di cuenta de que este tipo tiene una erección.

Al principio no estaba seguro. ¿Es eso simplemente un pliegue en sus pantalones que parece como una erección, o es la cosa real? Consideré muchos pensamientos en ese momento (no debo mirar, ¿que provocó eso?, etc.) Miro la gente cerca de mí y me doy cuenta de que ellos lo han visto también. Y ellos, como yo, intentan no mirar, pero también intentan comprobar si este tipo realmente ha violado el tabú social en contra de las erecciones públicas, o si es simplemente un pliegue en sus pantalones.

Aun el conductor lo vio, con el tiempo.
Conductor: ¿Tienes una cita ardiente esta noche?
Hombre: . . .

No dijo nada. Como, si lo ignoro, a nadie le daba cuenta.

Cuando llegó a su parada simplemente subió, muy imperturbable, como si nada pasó, y bajó del autobús. Entonces, en la vereda, sacude sus pantalones para, eh, ponerse bien.

Me encanta el transporte púlico. Pero quizás no tanto como ese tipo.

No comments:

Post a Comment