Saturday, November 27, 2010

Vehículos de motor: armas de destrucción masiva

Cuidado, esto es deprimente pero tengo esperanzas de que lo leas sin embargo.

Tengo un acrónimo que debes memorizar. Es NHTSA FARS: (traducido) el Sistema de Analizar y Reportar Fatalidades de la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico de Carreteras. Lo he añadido como enlace permanente en este blog. Es tu fuente "de una parada" para los datos en los viajes que salieron horriblemente mal en nuestro país.

He hablado ya de los dieces de miles de personas que mueren cada año en choques de tráfico en EE.UU. (33,808 personas murieron de esto en 2009 en el país, un año "bueno" principalmente porque la economía débil ha resultado en menos uso de vehículos). Lo hice de nuevo cuando NPR estrenó un cuento de como EE.UU. está atrás de Europa en seguridad de tráfico. Escribo esto porque he pensado en una nueva manera de dramatizar el número de personas que han sido matadas por nuestro sistema de transporte.

Como sabes, en 1945 EE.UU. asoló las ciudades Japoneses de Hiroshima y Nagasaki con nuestra arma nuevamente inventada: la bomba atómica. El número exacto de muertes no se sabe, pero es estimado que puede ser más que 225,000 personas si cuentas el impacto inmediato y los fallecimientos más tardes de exposición a la radiación

Hemos perdido más gente que eso a choques desde 2004.

América, el tiempo para tomar esto en serio ha llegado. Porque cuando esto deja un saldo de víctimas tan grande como unas armas de destrucción masiva, no es un "accidente".

No comments:

Post a Comment