Friday, February 25, 2011

Transporte como cuestión de derechos humanos

En 1948 las Naciones Unidas (NU) publicó la  Declaración Universal de Derechos Humanos. Aunque es importante entender que las NU no era entonces, ni es ahora una institución democrática en que toda la gente del mundo tiene influencia igual, es, sin embargo, un documento interesante.

Saqué la idea de este ensayito de ver lugares urbanas y en suburbia sin veredas y pensando "eso se debe considerar abuso de los derechos humanos". Verémonos:

Artículo 3
Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Inmediatamente pienso de los casi 34,000 personas que perdieron la vida en choques de tráfico estadounidenses en 2009. Es una violación grave de "seguridad de su persona". Esto quiere decir que aun nuestros usuarios de calles más vulnerables, peatones y ciclistas, que al fin y al cabo están encima de "todo individuo", tienen un derecho humano ser seguro en las calles.

Artículo 7
Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley.

Todos son iguales ante la ley, incluso la ciclista y la motorista que se encuentran ante un juez por un choque de tráfico, sin respecto a "raza", color, credo, género, orientación sexual, o manera preferida de transporte.

Artículo 13
1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

Libertad de movimiento es un derecho humano. Por tanto tiene que ser un derecho humano aun para los que no pueden comprar coches (esta es la mayoría de la gente del mundo, pero no en EE.UU.), o que escogen no usarlos por razones socio-ecológicos

Artículo 20
1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
2. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.

Esto me puso a pensar en viajes de bicis en grupo como Critical Mass y CicLAvia. Las calles son los espacios públcos más ubicuas de nuestras ciudades y deben existir para la asociación y el transporte. La segunda parte me puso a pensar en el AAA (Club de Coches). Cuando vives en suburbia, a veces te sientes obligado ser miembro de esa asociación, aunque unos de nosotros están cambiando al Better World Club.

Pues, ¡no debemos ser tímidos sobre asertar nuestros derechos humanos!

No comments:

Post a Comment