Saturday, July 13, 2013

Libertades civiles en peligro

He pensado mucho en las noticias recientes de las divulgaciones de información de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA en inglés). No soy un aficionado del hecho de que nuestro propio gobierno recoge en secreto cantidades de información sobre nuestras actividades tan grandes que introdujo mucho de nosotros a palabras como "zettabyte". Todo será bien, nos dice los oficiales, ya que el Congreso y las Cortes estan vigilando el programa. Por supuesto, lo que los oficiales apenas dicen es que solo unos pocos miembros del Congreso tienen accesso a la información clasificada (y después son legalmente prohibidos de divulgarla) y la Corte de Información Secreta de Vigilancia Extranjera que vigila el NSA trabaja en la oscuridad, con tanto secretismo de hecho que ni siquirea publicará su decisión que explica como sección 215 del llamado "Patriot Act" supuestamente permite que el programa existe en primer lugar. ¿Podriamos tener más detalles por favor? No, eso supuestamente dañaría la "seguridad nacional".

Lo siento, pero no me parece que la vigilancia protege nuestras libertades civiles.

La Union Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU en inglés) a menudo me da consuelo en tiempos peligrosos. Por lo menos denuncian la situación y han empezado un pleito sobre el espionaje de teléfonos (merecen un poco de nuestro dinero). Dicen que el espionaje de NSA en si mismo es tan grande que viola la Enmienda Cuarta de la Constitución y que los órdenes de silencio en la gente que tiene que divulgar su información en conjunto con el efecto negativo en comunicación libre que tiene el programa violan la Enmienda Primera.

Creo que dos aspectos de la reacción a esta información han sido particularmente malos. El primero es como la gente dice que no es un problema ya que las empresas privadas ya tienen mucha de nuestra información. Estoy de acuerdo que es importante tener cuidado sobre la información que damos a empresas privadas. Sin embargo, hay una diferencia importante entre dar información voluntariamente a empresas para recibir un beneficio (por ejemplo cuando usas una tarjeta en un mercado para recibir un descuento) y una situación en que el gobierno, sin nuestra consentimiento, recoge información sobre todo el mundo en caso de que ayude en encontrar terroristas. El gobierno necesita permiso judicial basado en suspición razonable para examinar la información privada y esos permisos deben ser estrehos.

La segunda mala cosa es como muchos de los Demócratas que odiaron estas políticas debajo Bush, ahora las defienden debajo de Obama. Un gobierno con poder desenfrenado está bien, siempre y cuando nuestro hombre esta en poder. Thomás Hobbes sería orgulloso.

¿Estamos tan asustados por el terrorismo, una amenaza con menos probabilidad de causar muerte que la obesidad o choques de vehículos, que eliminaríamos libertades esenciales en el nombre de "seguridad"? ¿Realmente necesitamos el ojo omnipresente del Hermano Mayor, o somos un pueblo libre que tiene unos principos con que gobernar y vivir? Pensar duramente en esa pregunta, porque secretismo y espionaje excesivos tienen un effecto negativo en la democracia. No se trata de la izquierda o la dereca, y no se trata de como esto afecta a Obama (pero es algo malo para su imagen). Esto es mucho más importante. Esto se trata de nuestra libertad y dignidad. Di algo. Por lo menos sabes que alguien escuchará.

No comments:

Post a Comment