Thursday, December 24, 2015

¡El blog despierta!

Un banco lluvioso en el rincón suroeste del Bulevar Wilshire la Calle Linden en Beverly Hills

Oye, ¿sabes qué?  Tengo demasiados pensamientos de planificación urbana para quedarme silencioso.  Como resultado, quiero escribir de nuevo.  Al fin y al cabo, ¿no es la expresión de uno mismo la esencia de ser humano?

¿Qué es el pensamiento de hoy?  Me encanta el transporte público, aun quando no me quiere.  En la aventura de transporte público que tuve el 19 de Diciembre caminando desde Century City, me encontré atrapado en la lluvia en la parada de autobús mostrado arriba.  No estaba solo.  Varias otras personas se escondieron debajo de unos árboles intentando mantenerse secos.  No sé que piensas, pero cuando veo este banco sin sombra no veo el trabajo de una sociedad que realmente quiere reducir las emisiones de gases del efecto invernadero 80% debajo de las niveles de 1990 antes de 2050 (que muchos dicen sería necesario para evitar los efectos peores del calentamiento global).  Subir al autobús es tan bueno para la sociedad: reduce el tráfico y la contaminación, suministra mobilidad para los con discapacidades y los pobres, y sin enbargo, la gente que decide participar en esta actividad tan constructiva literalmente pedimos que estan de pie en la lluvia.  Sí, yo sé que esto es el sur de California y no hay mucha lluvia, pero si no es la lluvia, es el sol, y eso no es tan fácil tampoco.

Pienso que suministrar sombra adequada en las paradas de autobús es una responsabilidad dual de la agencia de transporte público (Metro en este caso) y la ciudad local (Beverly Hills aquí).  Beverly Hills controla las veredas y Metro tiene un interés en servicio bueno para sus clientes.  Un tipo de acuerdo de compartir los costos parece la resolución adulta.  Necesitamos tratar transporte de autobús como una manera seriosa de mover.  Esto empieza con ampliar el grado de dignidad humana en las paradas.  Esta parada no es única.  Es un símbolo de los cientos (¿miles?) de paradas malas que existen por todas partes del Condado de Los Ángeles, en comunidades ricas y pobres.  La hora ha llegado de enfrentar este problema.

No comments:

Post a Comment