Sunday, March 6, 2016

¿Casitas para los sin hogares?

Se puede ver muchas personas sin hogares en muchos vecindarios de Los Ángeles.  Esta foto muestra un refugio improvisado en Koreatown.

El diario Los Angeles Times ha publicado informes recientemente sobre un hombre llamado Elvis Sumemrs, que ha respondido a la crisis de personas sin hogares en Los Ángeles por construir casitas pequeñas para los sin hogares en áreas públicas.

Estas acciones muestran la bondad en la corazón de Señor Summers, y yo diré que él ha hecho más que la mayoría de personas enfrentar la crisis de gente sin hogares.  Eso dicho, no soy sorprendido que la Ciudad de LA ha tomado acciones en contra de estas estructuras no permitidas que no reunen los requísitos legales como espacios de vivir y que ilegalmente están en áreas públicas.  La Ciudad tiene todo derecho legal hacerlo, aunque sus propios esfuersos para enfrentar el problema de los sin hogares deben ser mejorados.

La estrategia de construir cobertizos para los sin hogares muestra muchas cosas.  Primero, mestra que mal es vivir en la calle.  El informe del LA Times muestra que los que reciben estas casitas son muy felices con ellas, en comparación con sus circunstancias anteriores.  Las casitas protegen ellos del sol y la lluvia y tienen puertas con candados, para que ellos puedan asegurar sus cuerpos y sus posesiones.  Mientras es cierto que estas casitas no son conideradas "espacios de vivir" por la mayoría de códigos de construcción, hay que mirar eso en comparación con la alternativa.  Las veredas tampoco se consideran espacios habitables.  Segundo, casitas para los sin hogares ilustran como los sin hogares luchan con barreras legales a su existencia.  Su presencia en espacios públicos siempre es desafiado por gente que no quieren ver, oir o oler la pobreza extrema y la suplicación de limosna (¿y a quien entre nosotros le gusta eso?) y que temen que la gente sin hogares son asociados con las drogas y la delincuencia.  Tercero, casitas para los sin hogares muestran que difícil es construir alojamiento, especialmente alojamiento económico con servicios de apoyo, en una manera legal.  Hacerlo legalmente significa encontrar financiamiento (es decir usar dinero público o de organizaciónes no lucrativas), comprar tierra, obedecer códigos de zona y de construcción, y último, pero no lo menos, navigar los mares agitados de la oposición de los vecinos.

Personas sin hogares son un problema que no se puede reducir a una sola causa.  Involucra la pobreza, la falta de alojameinto a la alcanze de los pobres, la salud mental, la dependencia de las drogas, la violencia doméstica, y nuestra propia cultura.  La mayoría de gente y gobiernos perferirían mover a las personas sin hogares a otro lugar en vez de atacar las causas al raíz del problema.  Desde una perspectiva moral, esto no se puede defender.  Si queremos llamarnos una gente buena o una sociedad justa, necesitamos hacer unos cambios:
  1. Necesitamos hacerlo más fácil construir alojamiento con servicios de apoyo para los sin hogares por simplifcar las reglas de zonas, no poner todos los proyectos en un vecindario que ya tiene más que puede enfrentar (Skid Row), y por no dar un derecho absoluto de rechazar un proyecto a los vecinos.
  2. Necistamos aumentar la cantidad de dinero directado a servicios de comunicación, alojamiento y apoyo social a los sin hogares.  Esto significa que necesitamos aumentar impuestos, cortar otra parte del gasto gubernamental o aumentar las contribuciones privadas a organizaciones que luchan contra el problema.
  3. Necesitamos que el Estado de California tenga políticas que aseguran la equidad regional en enfrentar este problema.  La Ciudad de Los Ángeles ya tiene más que su parte justo del problema y las ciudades que empujan afuera a los sin hogares no deben poder decir que esto es un problema de "alguien diferente."  Todos necesitamos ofrecer dinero y tierra para enfrentar la crisis.

No comments:

Post a Comment