Sunday, April 16, 2017

California enfrenta su deuda de infraestructura de transporte

El diario Los Ángeles Times reportó recientemente que la Legislatura de California ha pasado una propuesta de ley que subiría los impuestos en combustible y los honorarios en vehículos para pagar el transporte, principalmente arreglos de calles.  La propuesta, SB 1 (Beall), probablemente será aprobado por Gobernador Brown, que hizo una campaña para la propuesta.

La propuesta sube los ingresos por:

  • Aumentar el impuesto en la gasolina por $0.12 por galón con ajustes para la inflación, arriba de un base que cambia, que es actualmente casi $0.28 por galón, empezando en Noviembre de 2017.
  • Aumentar el impuesto en el diesel por $0.20 por galón, con ajustes para la inflación, arriba del $0.16 por gallon actual, para un total de $0.36 por galón, empezando en Noviembre de 2017.
  • Poner un nuevo "honorario para el mejoramiento del transporte" en inscripciones de vehículos, desde $25 a $175, con ajustes para la inflación, dependiendo del valor del vehículo, con un honorario más alto para vehículos más caros, empezando en 2018.
  • Un nuevo honorario de $100 para la inscripción de un vehículo de cero emisiones, con ajustes para la inflación, empezando en el año de modelos 2020.
  • Quitando un requisito en la ley estatal que el impuesto en gasolina tiene que ser ajustado anualmente para subir la misma cantidad de dinero, empzando en 2019.
  • Aumentando el impuesto en la venta de diesel por 4%, arriba de la tasa existente de 1.75%, para un total de 5.75%.

La propuesta, cuando completamente en efecto, subiría $5.2 mil millones cada año.  El dinero sería gastado principalmente en arreglos de calles, carreteras estatales y calles locales, con cantidades más pequeñas yiendo a transporte público, transporte activo y otras prioridades.  Los gobiernos locales tendrían más flexibilidad en como gastar el dinero si el estado de arreglo de sus calles fuera más alto de cierto nivel.

Hay otras partes notables.  La Agencia Estatal de Transporte que está en el gabinete del Gobernador es dirigido cambiar el Manual de Diseño de Carreteras para incorporar diesños de calles completas por 2018.  La Junta de Recursos del Aire de California será temporalmente prohibida de exigir cambios de vehículos comerciales para reducir las emisiones.

De conjunto, la mayoría de la propuesta parece un paso positivo.  Las calles del estado están en malas condiciones y por no mantenerlas, aumentamos nuestro endeudamiento de infraestructura.  Disfrutamos impuestos artificalmente bajas en el corto plazo, pero la deuda crece en el largo plazo.  El mantenimiento temprano de calles es mucho más barato que reconstruir infrestructura que es muy dañada.  Lo que habemos hecho es como nunca tomar su coche para camiar el aceite, esperando el fracaso del motor y cambiando el motor.  Dado los riesgos sísmicos de nuestro estado, tener puentes en mal arreglo no es un curso de acción que se puede justificar en un sentido moral.  Además, por no poner un precio realístico en el mantenimiento de las calles, pensamos que podemos pagar ensanchas de calles que en realidad son demasiado costosas, que aumenta los costos de mantenimeinto en el largo plazo aun más.  Las pequeñas cantidades de dinero para el transporte público y el transporte activo son buenas también.

No se han subido las tasas de impuestos en la gasolina en California desde los años noventa.  Por subirlas, el poder de comprar de los impuestos debe recuperar de un cuarto siglo de la inflación y poder enfrentar el atraso de mantenimiento de calles que la propuesta dice que es de $137 mil millones sobre la próxima década.  Los ajustes automáticos para la inflación son positivas.  Ya que la propuesta necesita la aprobación de 2/3 de los legisladores y las alzas de impuestos pueden ser no muy populares, los políticos comprensiblemente no quieren tomar otro voto así por mucho tiempo.

En el otro lado, hay ciertos aspectos negativos de la propuesta.  El honorario para vehículos de cero emisiones es probablemente necesario en el largo plazo, pero en el corto plazo, dañará las metas ambientales en un tiempo en que estes vehículos por fin son más económicos y todavía no son muy usados.  Las restricciones en medidas para controlar la contaminación desde vehículos comerciales es un regalo a la industria de transporte en camiones que vendrá a la expensa de la salud de las comunidades que están cercas de las carreteras, que a menudo son más pobres y menos blancos.  El LA Times reportó que unos diputados necesitaron cantidades de dinero para sus distritos para comprar sus votos, más prueba que la regla de 2/3 para subir los impuestos es una idea muy, muy mala.

Sin embargo, en balance, la propuesta representa progreso.  Por fin tomamos responsabilidad para nuestra deuda de infraestructura.  En hacerlo, ojalá que entendamos mejor el valor de modelos de urbanización que son más eficientes.  Lo más que crecemos en una manera horizontal y con baja densidad, lo más que tenemos que mantener las calles.  Eso no es barato, ni para los que pagan impuestos, ni para el medio ambiente.

No comments:

Post a Comment